Biblioteca municipal, Vila Real. 2011. OAB Carlos Ferrater.

Biblioteca municipal, 2011

  • Arquitecto: Carlos Ferrater y Alberto Peñín.
  • Ubicación: Avenida Pío XII, Vila Real  (Castellón) localización
  • Uso actual: biblioteca municipal.
  • Promotor: Ayuntamiento de Vila Real y Generalitat Valenciana, adjudicación por concurso.
  • Estilo: Edificio de nueva planta con condicionantes de parcela de un aparcamiento subterráneo, sistemas de ventilación natural y conexión de plazas públicas mediante una calle que atraviesa el edificio comunicándolas. Zona de adultos e infantil separada por la calle pública.
  • Horario: De 9 am a 20.30 pm
  • Web: Proyecto en el estudio de OAB

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotografías: Mercedes Navarro.

Este edificio no viene solo, tiene una grandísima polémica que le acompaña hasta el punto que una vez construido no estaba definido el uso dentro del plan de ordenación urbana de Vila Real. A pesar de ello es muy buen proyecto que resuelve las carencias urbanísticas de la zona en la que se sitúa. En un entorno que le ha sido hostil consigue dignificarse dando soluciones a relaciones espaciales que no estaban resueltas antes de su llegada. La parcela, de forma rectangular, tenía el importante condicionante de albergar en su subsuelo un aparcamiento con sus consiguientes accesos y ventilaciones. Debiendo salvaguardar esto, la conexión entre ambas infraestructuras es casi mimética resultando difícil entrever la diferencia de tiempo existente entre ellas en su ejecución.  Ubicado en una de las importantes avenidas de Vila Real y aún teniendo una mayor anchura de calle y grandes espacios libres a su alrededor, el paralelepípedo de la biblioteca está retranqueado en todos los lindes de la parcela dejando un espacio intermedio a forma de colina tapiz verde que le hace ganar mayor protagonismo y dignifica el uso que alberga. Como resultado de esta relación espacial coexisten dos aspectos contrarios entre sí; por un lado, la similitud de elemento natural asemejando la fachada una sucesión de ramas de bambú que salen del verde y, por otro lado, el contraste de color del tapiz verde que rodea todo el edificio y el tono gris general del edificio. A medida que nos vamos acercando vemos que hay un juego de cajas dentro de cajas que hacen que lo que parecía un simple paralelepípedo es, en realidad, dos. Tras el bosque de bambú hay dos volúmenes diferenciados bajo una misma cubierta, separados entre sí por una calle pública que conexiona a una banda la plaza dura entre la biblioteca y el colegio y en la otra banda el parque del convento situado al otro lado de la calle. El volumen más pequeño alberga la biblioteca infantil y el mayor, la biblioteca de adultos. Entre ellas una escalera escultura que permite el acceso al nivel superior.

Sin duda un buen proyecto que disfrutar y al que debe dársele la oportunidad de ser nexo de comunicaciones y generador de espacio público dentro del núcleo urbano.

Geolocalización_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *