Ampliación del Palau de la Música, Valencia. 2002. Eduardo de Miguel.

  1. Ampliación del Palau de la Música, 2002
  • Arquitecto: Eduardo de Miguel Arbonés.
  • Ubicación: Paseo de la Alameda, 30 Valencia localización
  • Uso original, Aulario de fomación musical, espacios administrativos y cafetería.
  • Promotor: Ayuntamiento de Valencia.
  • Estilo: Edificio de dos plantas enterrado sobre la cota del edificio original del Palau y configurado alrededor de patios con alzado libre hacia el jardín del cauce del Turia.
  • Horario: Acceso restringido. Restaurante Jardines del Palau, Lunes a viernes de 8.30 a 17 h, fines de semana de 10 a 17 h.
  • Web del Palau de la Música. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotografías: Mercedes Navarro.

Cuenta Eduardo de Miguel en la entrevista concedida a la Revista Diagonal que este proyecto junto al Teatro El Musical  son las obras en las que más se siente orgulloso en cuanto al tratamiento de la luz. Considerando que su tesis doctoral gira en torno a ella, fue dirigida por Juan Navarro Baldeweg y que el ejemplo que utiliza para su desarrollo es el Panteón estaba claro que el uso de la luz en este proyecto iba a ser especial. Además debemos tener en cuenta que, en este caso, se trata de un edificio enterrado; dos plantas situadas bajo la cota del Paseo de la Alameda y que recibe la luz mediante los patios que lo organizan.

La ampliación forma parte del complejo del Palau de la Música proyectado por Jose María García de Paredes y finalizado en 1987. La ubicación privilegiada tanto el Palau como de su ampliación en una peana que se introduce en el recorrido de los jardines del Turia frente a uno de los tramos proyectados por Ricardo Bofill, el 11, da señal de la relevancia del proyecto dentro de la ciudad. El tramo 11 colinda con el final del ensanche noble y se encuentra a escasa distancia del centro de Valencia. Frente a la peana que contiene a ambos edificios se sitúa la fuente monumental de lenguaje neoclásico proyectada por Bofill donde se organizan conciertos al aire libre formando parte de la programación del propio Palau. Eduardo de Miguel no intenta dialogar con el edificio de García de Paredes, directamente entierra su edificio dándole una presencia prácticamente mínima en superficie, únicamente se distinguen las cubiertas ajardinadas de los edificios bajo rasante y los patios que al tener un vallado vegetal se difuminan formando parte del ajardinamiento que rodea el Palau en su cota de acceso principal.

El acceso se produce mediante una pendiente suave jalonada por palmeras en uno de los tres patios del proyecto. El vestíbulo es un espacio diáfano con doble entrada de luz, el patio por el acabamos de acceder y un patio tangente al vestíbulo que baja la cota del conjunto hasta la final de -2. Las circulaciones de los espacios servidos se producen, como es habitual en este tipo de edificios con patios, alrededor de los mismos consiguiendo una iluminación controlada para el uso que se produce en el interior.  La entrada de luz cenital conseguida mediante la sobreelevación de las cubiertas vegetales sobre el ajardinamiento completan la iluminación natural interior. Este pormenorizado estudio de la luz ha conseguido que durante las principales horas de uso del edificio, por la mañana, no sea apenas necesario el uso de luz artificial para que correcto funcionamiento del mismo. Tanto en la cota -1 como en la -2 existe una relación directa con la sede principal del Palau permitiendo circulaciones internas entre ambos edificios.  Aulas de ensayo y formación junto a un pequeño auditorio componen el grueso del programa. Una sala de exposiciones con salida al patio de mayores dimensiones completan el programa.

En el nivel del Jardín del Turia se ubica el acceso del Restaurante con terraza y jardín propio. En la parte posterior del restaurante existe un acceso al resto de la ampliación por la zona del patio de los abedules y las aulas individuales que tienen vistas al jardín. La construcción está encastrada bajo rasante y contiene la única fachada al exterior del edificio que continúa hasta el aulario. La materialidad sigue la del resto del proyecto, suelo adoquinado de piedra, falso techo de bambú, muros de hormigón vistos con el despiece del entablillado y carpinterías de madera de grandes dimensiones.

Es uno de los mejores proyectos existentes en Valencia que al tener un acceso restringido y haber sido tan discreta su ubicación en la ciudad puede considerarse un gran desconocido para la mayoría.

Bibliografía_

  1.  Artículo sobre la ampliación en Via Arquitectura.
  2.  Publicación de la UNAV sobre la obra de Eduardo de Miguel.
  3. Entrevista a Eduardo de Miguel sobre la importancia de la luz en su obra en la Revista Diagonal.

 
Geolocalización_

0 comentarios en “Ampliación del Palau de la Música, Valencia. 2002. Eduardo de Miguel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *